Maquillaje para Novias

Como quitar y limpiar pestañas postizas

¿Es la primera vez que te vas a poner pestañas postizas? Seguramente te asalten las dudas sobre si se te van a caer, cómo quitarlas, cómo limpiarlas, etc...te explicaré brevemente en esta entrada el paso a paso de cómo conservar tus pestañas postizas para reutilizarlas una y otra vez y que parezcan nuevas.

Estos consejos son útiles para las pestañas de tira, y de pelo natural. A mis clientas aquí en Valencia les suelo poner pestañas de tira, cortadas a medida, aunque también las combino con pestañas de pelo a pelo y de diferentes largos, según la forma del ojo y del efecto buscado. Y no, ¡no se caen! Sí la maquilladora controla la técnica y usa un pegamento adecuado, no te preocupes que se quedan en su sitio aunque llores.

Cómo retirar una pestaña de tira

Como bien puedes ver en el vídeo, puedes quitártela simplemente estirando de ella agarrando una esquina, puede ser por el borde del lagrimal o por el otro lado. No duele. Normalmente sale a la primera. Las pestañas que uso tienen la base muy fina (más discretas y menos pesadas) pero si llevas unas pestañas más gordas y te has pasado un poco con el pegamento, quizás haya un poco de resistencia. Si es así, ¡no estires más! Simplemente empapa un algodón o un bastoncillo con desmaquillante de ojos (a poder ser especial para waterproof) y apriétalo sobre la zona problemática durante un minuto. Saldrá sola.

Cómo limpiar la pestaña postiza

Si la pestaña postiza lleva rimmel, tendrás que "peinarla" con un bastoncillo de algodón empapado en desmaquillante, así retirarás el producto. Para retirar el pegamento que está en la base, puedes estirar de él pero con mucho cuidado. Lo mejor es retener las puntas de las pestañas entre los dedos, y con la otra mano ir "pellizcando" la base para separar los restos de pegamento. Para que sea más fácil y asegurarte que tu pestaña queda bien limpia, puedes frotarla suavemente con champú y enjuagarla con agua.

Cómo guardarlas

Si no viene con cajita, busca un espacio donde esté protegida y no se aplaste. Ah, y muy importante que esté seca antes de guardarla!

Espero que te haya servido este paso a paso 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *